miércoles, 25 de febrero de 2015

Dios: suspenso en Historia. Iglesia Católica: suspensa en Religión. El Gobierno suspende todo.

Pues verán, que este gobierno ha aprobado el currículo de educación religiosa para Primaria y Secundaria, haciendo que dicha asignatura sea alternativa a la de Valores Éticos. Menuda cagada. Vean, vean algunas perlas del currículo religioso:
  • La Revelación: Dios interviene en la Historia (pues se podía haber estado quietecito, no veas la que se ha armado)
  • Jesucristo: cumplimiento de la Historia de la Salvación (el infierno está lleno de buenas intenciones)
  • Permanencia de Jesucristo en la historia: la Iglesia (la católica, claro, una impecable historia de corrupción y vicio, como si no fueran humanos)
Como verán, este currículo afecta y mucho al del área social, entre otros (algo deberían decir desde las ciencias naturales). Menudo cacao mental tienen algun@s chic@s entre historia y religión catolica, no me extraña.

Estos señores/as del Gobierno del Partido Popular confunden religión con catolicismo, que es una religión  entre muchas más. ¡Que somos más de siete mil millones de seres humanos en el planeta, pardillos!. Hacen de la asignatura religiosa una catequesis católica y elimina del currículo los valores éticos y cívicos que TODO CIUDADANO/A debe interiorizar. Y encima se justifican atendiendo a la Constitución Española: extienden el derecho a recibir educación religiosa a la enseñanza pública, que no puede ser confesional de ninguna de las maneras porque atiende a tod@s l@s ciudadan@s. No les basta con la enseñanza privada, donde pueden hacer lo que les plazca incluso en centros pagados con fondos públicos, no les basta con la catequesis en las parroquias católicas. No les basta con la imposición en la calle de las procesiones (no una ni dos ni tres), como si la calle fuera exclusivamente suya. No les basta con las festividades religiosas extendidas al ámbito civil. ¡Ansia viva, que decía José Mota!
Y para justificarse elaboran una supuesta conexión entre contenidos de religión católica y el resto de competencias y objetivos educativos generales, con perlas como la siguiente: "Reflexión crítica. El desarrollo de la asignatura ayuda a conocer la génesis de las ideas dominantes, a detectar prejuicios contra la verdad [...]" La verdad... qué risa: SU verdad, claro, esa verdad absoluta contra la que no cabe discusión. Vamos, el modelo perfecto de PREJUICIO como el que dicen combatir, sin base científica ni crítica, basado en un texto de una cultura neolítica del Mediterráneo oriental escrito hace tres mil años (que no ha llovido desde entonces, diluvio incluido).
Otra joya refiere a que esta asignatura suspuestamente fomenta "la comprensión y respeto de las diferentes culturas" como si humanidad no tuviera una cultura común que se despliega precisamente en esos valores éticos que no se ponen al alcance de l@s alumn@s que elijan enseñanza religiosa: No, si yo te comprendo, pero mi cultura es la buena y posee la Verdad, tú verás lo que haces si no quieres ser castigado, porque, como dice el currículo de 3º de ESO, "el pecado radica en el rechazo a la intervención de Dios en la propia vida", y se quedan tan panchos.

Yo estaré en pecado, pero estos señores del Gobierno vuelven a suspender Historia, y ya van unas cuantas. Y la Iglesia Católica suspende Religión, peor todavía. Y todavía se quejaran de las críticas. Señor ¡qué cruz!

PD, añadida el 26 de febrero: ¡Ya se han quejado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario