miércoles, 28 de mayo de 2014

Sexo y drogas en el IES Hernán Pérez del Pulgar

Que nadie se asuste, que bastantes sustos llevamos ya en el instituto este curso (y no puedo ser más explícito). Esto va de la encuesta que les he pasado a mis alumn@s de 4º de ESO y 1º de Bachillerato sobre hábitos corporales y de ocio. Es esta. En rojo he remarcado las respuestas más frecuentes.
Las principales ideas que he trabajado con l@s chic@s han sido: la inclusión de alcohol y tabaco dentro de la categoría "droga". Derivado de esto, la dificultad de argumentar sobre la "legalizacion" de las drogas", en conexión con la experiencia histórica también (ley seca, guerras del opio, restricciones al tabaco en la actualidad...). Otra idea es la problemática de las mafias, antiguas y de ahora, sobre las que alguna alumna ha realizado una entrada muy interesante que debería llevarnos al estudio de la historia contemporánea de Latinoamérica, pero, claro, como siempre vamos fatal de tiempo, y mira que hay alumn@ latinoamerican@s y cada vez lo veo más necesario. También hemos conectado el uso de la drogas con la contracultura (mayo del 68 y demás). Para comparar colgué esta encuesta sobre drogas en enseñanza secundaria, que traigo aquí también.
Por su parte, el tema corporal-sexual está tratado a través de opiniones, no sobre prácticas, como debería ser, pero es gana de complicarme la vida. Las opiniones tienen menor valor, en principio, porque puede referir a una corriente de pensamiento políticamente correcto: ¡qué tolerantes somos tod@s! Esa distancia entre discursos y prácticas se aprecia en los estudios sobre la juventud de INJUVE.
Quizá lo más interesante haya sido la reflexión sobre el propio cuerpo, cosa que estamos trabajando en grupos. Para aquellos que duden sobre la inclusión de estos temas en secundaria, habrá que recordar que esta sociedad hedonista y materialista ha hecho del cuerpo el centro de nuestras vidas. Y de eso tratan siempre los últimos temas del curriculum de Geografía e Historia. Otra cosa es que algun@s se limiten a estudiar conflictos políticos. Ell@s verán, pero en la ley está todo esto. Bueno, en cualquier ley educativa de las muchas que se han hecho en España en democracia. Luego el personal se queja de la falta de "educación en valores". Pues de eso estoy hablando. Claro que otros creen que la educación en valores se reduce a decirles a l@s chic@s: "no bebas, no fumes, no fo...uy!" Y se quedan tan panchos. Que se creen que l@s chic@s les van a hacer caso. Sí ¡por su cara bonita! Serán ingenuos... o hipócritas.
Desde un punto de vista didáctico, la reflexión que debo hacer ahora es que como profesores del área social los contenidos no se deben abordar como algo ajeno al alumn@, como un texto a estudiar que, por mucho que se comprenda, no acabe de integrarse en la experiencia vital de la persona (opiniones, actitudes, sentimientos). Si no se produce esa integración no se vislumbran, ni de lejos, las competencias social, ciudadana, cultural, de autonomía personal y emocional. Las competencias refieren a la aplicación de contenidos disciplinares a la vida cotidiana, pero mucho me temo que en las aulas nos olvidamos de la vida cotidiana. No digo que estas experiencias (como la que realizo sobre política y religión en 2º de Bachillerato) sean una actividad didáctica suficiente para alcanzar esas competencias, pero sí creo que son una actividad necesaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario