sábado, 8 de septiembre de 2012

Inicio de curso en Castilla-La Mancha: de la calidad al caos

Y que habiendo más alumn@s para menos profesores (y peor pagados) se va a garantizar una educación de calidad, dice nuestro Ilustrísimo Consejero. Pues le voy a poner un ejemplo por no extenderme: en mi centro educativo, en el departamento de Geografía e Historia, sobre una plantilla orgánica de cuatro miembros para ESO (primer y segundo ciclo) y Bachillerato, me he quedado solito, huérfano y desvalido. ¿Cómo se come eso? Pues con patatas se lo van a comer l@s alumn@s. ¿Que quién va a impartir la materia además de un servidor? Pues a día de hoy se encargarán tres profesores del departamento de Educación Física, dos de Música, uno de Filosofía... ¡ah, y la profesora de Pedagogía Terapeútica, se me olvidaba! Y los interinos en el paro... ¡manda güevos! que dijo el Excelentísimo Presidente del Congreso Trillo. En palabras de otra Ilustrísima (cuántos Ilustrísimos y qué poco Ilustrados), esa joya que es Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, esto sí que es una mamandurria:
Y encima van y lo justifican en sesudos estudios según los cuales la disminución de la ratio profesor/alumno no es significativa para la mejora del rendimiento académico. Como si la calidad educativa dependiera exclusivamente de la ratio. Como si la calidad educativa (qué será, será) pudiera medirse mediante indicadores numéricos, tipo PISA. Como si los especialistas estuvieran de acuerdo. Y aquí llamo especialistas a profesores universitarios que desconocen la vida en las aulas de secundaria, que, como los preclaros economistas que se dieron de bruces con la crisis, que, como los políticos que ahora pretenden tener la solución ahogando a la gente, en vez de personas sólo ven números y gráficos. Por lo menos que tengan la valentía de reconocer que lo único que les importa es el ajuste económico. Porque lo que quieren decir esos estudios es de lógica: disminuir la ratio no es condición suficiente, pero sí es necesaria para mejorar la calidad educativa.
Pero ¿qué sabrán de eso los (falsos) tecnócratas que nos gobiernan, supuestos especialistas... en qué? desde luego no en educación. Acierta quien llama a esto contrarreforma neofranquista. Y por si algún carcamal piensa que esto es cosa de la izquierda le adjunto este enlace al manifiesto en defensa de la educación pública que firman todos los sindicatos de la enseñanza, entre ellos los derechísimos sindicatos ANPE y CSIF. Cuántos, entre ellos, se están arrepintiendo de haber votado al PP.
Para remate, añadamos a nuestro rico florilegio, el frondoso jardín de perlas cultivadas con los modelos educativos del Partido Popular para la Educación Cívica y Constitucional, añadamos, digo, el penúltimo aforismo de Esperanza Aguirre, proponiendo mejorar la calidad arquitectónica de su comunidad matando a los arquitectos:

Hay que reconocer la sensatez de la propuesta, la seriedad de la reflexión, la humanidad que destila un pensamiento político profundo como una cloaca. No se preocupe, Ilustrísima, que un juicio político-estético de tanto calado como el suyo será analizado detenidamente en la asignatura de Historia del Arte, si es que consigo impartirla este curso que empieza, porque me temo que con tanto recorte tampoco dará para eso.

1 comentario:

  1. Triste realidad http://www.eljueves.es/2012/09/12/empieza_curso_con_caos.html

    ResponderEliminar