lunes, 5 de marzo de 2012

El juez juzgado

No, esto no va de Garzón sino de la evaluación del profesorado. El País informa de que Nueva York publica una clasificación de profesores. Me temo que esta cuestión es poco tratada en los cursos de formación del profesorado. Y creo que debería prepararse a los docentes actuales y futuros sobre esa posibilidad. Ahora bien, es crucial discutir el sentido, validez y precisión de dicha evaluación. Yo confieso que no estoy preparado para analizar el tema, así que me remito a la información citada y a un blog, realmente interesante, de un profesor de economía preocupado por temas de actualidad, que se pregunta si ¿es buena idea publicar el valor añadido de los profesores? Es muy enriquecedora la discusión que mantiene con un par de profesores sindicalistas opuestos a la exposición pública de "listas" de centros de enseñanza.
Como siempre, hay argumentos valiosos en uno y otro sentido. Pero, al fin y al cabo, las listas de PISA ya están ahí. El problema es que la gente las toma como infalibles. Lo importante es relativizarlas, lo que no significa quitarles valor, sino relacionarlas (eso es relativizarlas) con el contexto. Valgan para ello estos Avisos para no quedar en evidencia comentando PISA, de Julio Carabaña. O bien, del mismo Carabaña, este riguroso análisis que desmonta el topicazo de que los centros con más inmigrantes tienen un nivel educativo más bajo. Y es que, como dice Savater, nada peor que asumir los tópicos del supuesto sentido común para destrozar el sentido crítico.
Yo, por si acaso, ahora que voy a someter a l@s chic@s a una buena tanda de exámenes, lecturas, entradas al blog y tal, creo que voy a aplicarme una buena dosis de autorreflexión para mejorar lo mejorable. Al fin y al cabo, yo también cateé en mis tiempos de discípulo, como podeis comprobar en estas calificaciones de cuando el trivium y el quadrivium.
¡¡Pardillo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario